Nota

Cursos de verano enfocados en ciencia y tecnología ayudan en la formación de la niñez

21 junio, 2018

Las vacaciones de verano son  una gran oportunidad para aprovechar el tiempo libre y formar a los niños dentro de un mundo de conocimiento distinto, que les será de provecho en distintos aspectos de su vida. RobotiX, movimiento educativo que promueve las tecnologías exponenciales en la niñez, enlista las ventajas de inscribir a los niños en cursos de verano STEM.

  1. Formación única. Temas de robótica, programación, diseño de videojuegos, aplicaciones para dispositivos móviles o hasta emprendimiento, salen de los parámetros ordinarios de la escuela, y pueden despertar la curiosidad de los niños por temas actuales en los que pueden especializarse.
  2. Fortalece sus habilidades sociales. La interacción con otros niños en un entorno diferente al escolar ayuda a los niños a desenvolverse en dinámicas distintas. El aprender jugando impulsa a las niñas y niños a desenvolverse con mayor naturalidad y ser más sociables con sus compañeros.
  3. Fortalecen su pensamiento crítico y de investigación. Al explorar y aprender en nuevos campos de la ciencia, y estudiar temas de los que probablemente no conocían antes, los participantes de un curso de verano STEM son animados a investigar para profundizar sus conocimientos.
  4. Fomenta la independencia y la responsabilidad. Los participantes deben tomar la iniciativa para poder llevar a cabo sus proyectos, desde su planteamiento hasta su finalización. Esto los ayuda a formarse como personas independientes y responsables de sus acciones, con un sentido de autocrítica que los ayudará a desenvolverse en diferentes escenarios y situaciones.
  5. Enseña a afrontar nuevos retos. Para enfrentarse a temas nunca antes vistos, los niños requieren de tener una mentalidad abierta y una mente creativa, que son naturales en ellos durante su infancia. Al explotar estas habilidades, además de adquirir confianza en ellos mismos, aprenderán a pensar fuera de la caja para diseñar proyectos como solución ante diferentes clases de retos, no sólo en el ámbito académico, sino en su vida misma.


Estas herramientas y habilidades pueden ser desarrolladas durante el verano en cursos enfocados en las disciplinas STEM, y al mismo tiempo, ayudan a los niños y niñas a potenciar aquellos conocimientos que les son más atractivos. Esta clase de formación ayudará a que también descubran su vocación futura, al explorar una variedad de temas enfocados en la ciencia que despertarán su curiosidad por el mundo y las cosas que los rodean.

Comparte y Comenta


X